© copyright by Nina Eschner
Con un poco de suerte, en el arrecife de Elphinstone, se ven tiburones de puntas blancas