Bucear en Aqaba es un buceo sin mayores dificultades en un lugar prácticamente virgen.

Los 25 puntos de buceo ofrecen a lo largo de 30 km de costa, una gran variedad de distintas inmersiones en jardínes de corales. Un máximo de 30 metros de profundidad, arrecifes maravillosos e intactos, no grandes corrientes y un mar calmado convierte Aqaba en el destino perfecto para principántes y por supuesto también para buceadores experimentados.

Una de las inmersiones más recomendables es la del famoso pecio "CEDAR PRIDE", que se encuentra completamente cubierto de corales blandos, corales cuero y esponjas rojas. El pecio se encuentra a una profundidad máxima de 30 metros, no hay corrientes y las condiciones hacen que sea todo un paraíso para los fotógrafos submarinos.